Latino América Mis viajes

Consejos y datos de Cusco y de cómo llegar a Machu Picchu…

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Si estás planeando un viaje a Cusco y Machu Picchu, esta información es para ti.

Después de cruzar el altiplano chileno y boliviano, entré a Perú por Puno. Desde la ciudad del titicaca peruano tomé un bus nocturno rumbo a una de las ciudades latinoamericanas que más me ha gustado: Cusco. Que ciudad más hermosa! Como un museo al aire libre, con esa calles de adoquines y faroles de luz tenue que le dan una atmósfera parisina/latina que me mata.
La estadía fue aún más grata, ya que “caí” en una de las pocas hostales que me han hecho sentir como en casa: Kurumi Hostel. Si a eso le sumamos la compañía: Max de Buenos aires y Collin de Florida, USA, la ecuación era perfecta!

Esta vista la obtienes desde la ciudadela misma...ahora, si quieres subir a Waina Picchu (la montaña alta que se ve al fondo de la foto), tendrás que pagar aparte...ojo con eso!!

Esta vista la obtienes desde la ciudadela misma…ahora, si quieres subir a Waina Picchu (la montaña alta que se ve al fondo de la foto), tendrás que pagar aparte…ojo con eso!!

dsc_1275

Kurumi Hostel http://www.kurumihostelcusco.com/

DSC_1237

DSC_0859

Plaza de armas de Cusco.

 

 Si subes esa callecita, llegarás a San Blas, una de las zonas más lindas de Cuzco.

Si subes esa callecita, llegarás a San Blas, una de las zonas más lindas de Cuzco.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Me quedé pegada en Cusco más de lo planeado…aunque a decir verdad, no tenía nada planeado.
Y tras 10 días de ceviches y otras comidas deliciosas, piscos sours, siestas, y compartir mi habitación con gente que llegaba y se iba, decidí tomar acción y así ponerme en marcha rumbo a ese sueño con nombre y apellido que había postergado y esperado tantos años: Machu Picchu.

Comencé a cotizar las opciones de traslado. Me encontraba justo en una semana crítica, donde los tours a machu picchu estaban postergados, hasta que pasara la lluvia y pararan los derrumbes que tenían los caminos cortados y pudieran arreglar un puente que se había caído.

Así que el camino alternativo y opción más barata, estaba descartada. Esa ruta, según mochileros es así:

Paso 1: Combi desde Cusco a Santa María, poblado de Quillabamba. Son unas 5 horas, 220 km y 30 soles aunque puedes regatear la tarifa.

Paso2: Sta. María a Sta. Teresa en un colectivo de 10 soles aprox. 1hr 45min. 15 km. (el camino es lento y curvilíneo)

Paso 3: Sta. Teresa a Hidroeléctrica (6 km de distancia) en taxi son entre 4 y 8 soles (20 minutos) y a pie 1hr y media, y por supuesto, gratis.

Paso 4: Hidroeléctrica a Aguas Caliente. Son 10 kilómetros de distancia y caminando son unas 3 horas de hermoso camino.

Confieso que me hubiese encantado llegar en tren, pero escapaba de mi presupuesto, y sabiendo que el camino estaba lleno de obstáculos en plena época de lluvias, opté por una ruta que sería “semi alternativa”.
Lo que hice fue saltar directo del paso 1 al paso 4. Tomé una combi con otros viajeros desde Cusco a la hidroeléctrica, y desde ahí caminamos por las vías del tren, siempre acompañados por el caudaloso río urubamba, hasta el pueblito de aguas calientes.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 Camino a la hidroeléctrica...

Camino a la hidroeléctrica…

 

DSC_1027

El camino de la hidroeléctrica a Aguas calientes es así.

El camino de la hidroeléctrica a Aguas calientes es así.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

A esta aventura se sumó Max, el argentino que mencioné en un principio y con quien tuve la mejor de las ondas. Pero antes de partir cometimos un error: la chica de una agencia nos vendió el paquete con guía, comida la 1era noche, entradas a Machu Picchu y alojamiento en hostal, además del transporte Cusco – Hidroeléctrica – Cusco. Nos salió unos 300 soles aprox, considerando que sólo la entrada a la ciudadela eran 128 soles (a menos que tengas tarjeta de estudiante Isic o seas peruano)…en fin, nos pareció una tarifa justa, aunque los peros estaban por venir…
El chofer que nos llevó era un tipo muy desagradable, estaba como enojado con todos y con la vida misma, no sabía dónde parábamos a almorzar (si no sabía él, quién? nos preguntábamos intentando tomar todo con humor)…era Satanás al volante, y todos los que íbamos dentro de esa furgoneta, hicimos cadena de oración por nuestras vidas.
La caminata de la Hidroeléctrica hasta aguas calientes por las vías del tren es muy bonita, es de 3 horas y no se requiere un gran estado físico, ya que el camino es plano…eso sí, llegamos al pueblo con lluvia, y supuestamente en la plaza principal nos esperaba nuestro guía que nos llevaría a nuestra hostal, previamente pagada. Llegamos a la hostal, por nuestra cuenta, y nuestros nombres no figuraban en la reserva. El guía apareció 3 horas después muerto de la risa y con cara de “vengo despertando de la siesta”, y nosotros parecíamos perros mojados. Teníamos un hambre del terror y cuando apareció el guía asumimos que iríamos a comer…pero no! debíamos ir primero a comprar nuestras entradas… cosa que él debió haber hecho por nosotros!! Después nos reunimos varios grupos a comer en un restaurant sencillo de comida casera, sabrosa y reponedora. Y ahí vimos como otros guías venían de comprar las entradas y se las pasaban a otros viajeros…como esperábamos, pasaría con nosotros…en fin…
Al día siguiente subimos a MP en un mini bus por 12 dólares, compras el pasaje ahí mismo, antes de subir, y así evitamos la subida de más de dos horas hasta la puerta de entrada del santuario. Todo esto a las 5:30 de la mañana, aún de noche, con una neblina que no dejaba ver la maravilla que nos rodeaba.
Una vez arriba, nuestro guía nos derivó a otro guía, que sería el responsable de situarnos en el contexto histórico inca. Y ahí, entre las nubes, las montañas, el frío, el sol apunto de asomar, y esa magia que sólo se respira en lugares místicos como ese, vimos como la ciudadela inca asomaba como queriendo decir “al fin nos conocemos”. Salió el sol y tuvimos un cielo de cuento, y justo cuando nos fuimos, se puso a llover…

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 Grande Maxi...Gracias por tu entretenida compañía!! Me reí mucho contigo!!!

Grande Maxi…Gracias por tu entretenida compañía!! Me reí mucho contigo!!!

 

Desde allá arriba sacarás buenas fotos con la ciudadela de fondo ;)

Desde allá arriba sacarás buenas fotos con la ciudadela de fondo 😉

 

DSC_1020

DSC_0979

DSC_1097

DSC_1113

Recarga energética ancestral

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Todo lo que pueda decir de Machu Picchu es poco. Es un lugar que hay que vivir, que hay que caminar con calma, que hay que respirar y sentir. Muchos de nuestro grupo vieron el santuario a la rápida, ya que regresaban ese mismo día a Cusco…nosotros, sin prisas, disfrutamos cada rincón, ya que pasaríamos una segunda noche en Aguas calientes, para descansar, comer, dormir y dejar reposar las emociones que provoca el cumplimiento de un sueño.

La vuelta? lo mismo, pero a la inversa…salir a más tardar a las 11 am de aguas calientes a la hidroeléctrica, donde te esperan las furgonetas que te llevan de vuelta a Cusco. Una vez más, un enredo tremendo con los nombres y los “nooo, usté no figura en la lista”…pero nos metieron en una, y sólo porque Dios es grande, llegamos a Cusco con vida.

Pero todo, absolutamente todo, valió la pena.

Algunos datos y consejos:

Machu Picchu se ubica a 2400 metros sobre el nivel del mar, por lo tanto no hay que preocuparse por la altura.
30 soles son aproximadamente 10 dólares. Encuentras chalecos preciosos por ese precio, pero siempre te van a cobrar más, acá te dejo el dato de la tienda “Artesanías Asunta”, la mejor alternativa que encontré para comprar regalitos, o un chaleco hermoso y abrigador para tí.
Está cerca de la calle donde se encuentra la piedra de los 12 ángulos. Pasaje Inca Roca, tienda N° 07.
Un almuerzo sale entre 7 y 50 soles. En el mercado san pedro puede ser muy barato, en un restaurant con mantel, es mucho más caro claramente. Si lo comparas con una comida en un restaurant de Europa o de donde yo vengo, Chile, que para comerte una ensalada hay que vender un riñón, sigue siendo Perú, un destino muy barato y sabroso a más no poder! Yo transitaba entre los 10 y 20 soles y comía menús con pisco sour incluído.
Es necesario traer poncho de lluvia, ya que suele llover. La temporada lluviosa es entre diciembre y marzo. Yo fui en marzo. Y por ser temporada baja, puedes comprar tu entrada la noche antes en aguas calientes, en una especie de oficina de turismo.
En los meses que van de Junio a Septiembre es la estación seca, por lo tanto se recomienda traer un sombrero, protector solar y lentes de sol. Esta temporada es alta, por lo que deberás comprar tu entrada a esta maravilla del mundo con antelación. Aquí les dejo un link donde pueden adquirir vía on line sus tickets: http://boletomachupicchu.com/?gclid=CPbhmZzW6MYCFYMWHwodlEUNPQ

Si quieres escalar el Waina Picchu o la montaña de MP -que no son lo mismo-, debes pagar adicional a la entrada que pagas por entrar a la ciudadela.

Si el presupuesto no es un pero en tu viaje y prefieres ir EN TREN, que es otra opción, puede que esta página responda a tus dudas: http://www.perurail.com/es/?gclid=COfppcfX6MYCFdUUHwodqdACXA

Dónde dormir en Cusco: 

En Cusco, recomiendo a ojos cerrados Kurumi Hostel. La atención es excelente, las piezas con varias camas salen entre 25 y 32 soles. Los baños siempre están limpios, la ubicación es grosa, ya que queda a unos 7 minutos de la plaza de armas. Además es linda la hostal, tiene un jardín con hamacas, desayuno incluído y cuentan con una pieza para dejar tu mochila para cuando vayas a Machu Picchu.

Aquí les dejo la página web, donde puedes ver el mapa con su ubicación, ya que la calle está un poco escondida: http://www.kurumihostelcusco.com/index.html

Pregunta en la recepción de tu hotel o hostal, por los tours gratuitos que ofrece Cusco. Varias ciudades del mundo ofrecen el famoso “free walking tour”. Un tour que lo haces a pie, en grupo, y al final sólo das una propina al guía. También vi a algunos guías ofreciéndolo en la plaza de Armas.

Dónde comer en Cusco:

La comida más barata la encuentras en el mercado central de San Pedro y si quieres darte un lujo, pues anda al Green Point en el barrio de San Blás. No soy vegetariana, pero sí una amante de la comida sana/gourmet, y es la comida vegetariana/vegana más sabrosa que he probado (después de la comida india claro) Aquí te dejo su página: http://www.greenpointveganrestaurant.com/

Si te queda alguna duda, déjala en los comentarios en facebook, y si conoces a alguien que vaya a ir a Cusco y Machu Picchu, pues comparte este artículo 😉

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Quizás también te interese leer esto:

2 Comentarios

  • Reply
    tours machu picchu
    17 enero, 2017 at 11:35 am

    Muy buen post, para los que quieren viajar para el 2017 tienen que tener en cuenta que los precios para el ingreso a machu picchu subieron. Aqui les dejo el link:
    https://www.cuscotudestinotravel.com/precios-machupicchu-2017.html
    Saludos 🙂

  • Reply
    Rosemary Pereira M.
    12 marzo, 2017 at 10:49 am

    Lo tendré muy en cuenta, ys q es otro de mis sueños conocer Mschu P.
    Y sino si lo haré.
    Cariños.

  • Comentar