Europa Mis lugares favoritos RoadTrip Viajes en solitario

Lo mejor de mi road trip por las Islas Canarias

Si hay un rincón del mundo que jamás imaginé (ni soñé) conocer, esas son las Islas Canarias.

Si hay un punto del mapa que es opuesto a cómo lo visualicé, las Islas Canarias.

Y que mi mejor amiga/hermana del alma, quien vive hace más de 15 años en España, se fuera a vivir a Tenerife, isla capital de las Canarias, era razón suficiente para ir, y explorar las islitas vecinas.

Se podría decir que el archipiélago canario se convirtió, de la noche a la mañana, en mi destino sorpresa.

Fue así como compré un vuelo Sevilla – Tenerife – Madrid, y en mayo de este viajado 2019, me dejé caer en la Matanza de Acentejo, cerca de Santa Cruz de Tenerife. Esa sería mi base por 18 días. Fueron días de estar con mi amiga y de escaparme unos días a Fuerteventura y Lanzarote + La Graciosa.

El archipiélago canario está conformado por 8 islas y se sitúa en el noroeste de Africa, cerca de las costas del sur de Marruecos.

Cómo moverse por las Islas Canarias?

Si hay algo que debes saber antes de ir a Canarias, es que sin auto estás perdido. Todos los lugares están unidos por carreteras imposibles de transitar a pie. Y el rent a car es muy conveniente. Yo arrendé un city car a la empresa Cicar en el aeropuerto de Fuerteventura con devolución en aeropuerto de Lanzarote, la isla de al lado. Claramente, por devolver en otra locación, te cobran un extra y otras empresas cobraban caro ese extra. Por eso elegí Cicar (Canary Islands Car rental) El precio que me salió en mayo, por 8 días, auto Opel Moka, fue de 180 euros. 150 euros si arriendas el auto en una isla y lo devuelves en la misma. El extra que me cobraron fue de sólo 30 euros.

Conectar entre islas es fácil. Los ferry van y vienen y de todas maneras puedes ver los horarios y las distintas compañías que hacen ciertos tramos AQUÍ Atención al final de la página: hay conexiones por mar con España continental (Cádiz y Huelva)

Y dejando de lado algunos «imperdibles» que haré en mi próxima visita, como el trekking a la cima del Teide, aquí les dejo lo que más me gustó de lo poco que vi de Tenerife, Fuerteventura y Lanzarote.

 

Tenerife

Tengo que confesar que Tenerife era la isla que menos me tincaba. Y como no tenía expectativa alguna, me encantó. Bueno, influyó mucho haberme quedado con mi amiga, más cómoda y feliz imposible. Pero la isla es de verdad hermosa (y grande) y me fascinó su diversidad de paisajes. Eso la hace muy atractiva y fotogénica.

Parque Rural de Anaga. Cómo explicar un paisaje inexplicable, de caminos sinuosos y pueblitos encaramados sobre las rocas de esa montañas jurásicas que abrazan la costa atlántica. Cada curva es una foto.

Consejo: toma la ruta que atraviesa Anaga rumbo a la playa el Benijo, y maneja con cuidado!

Otro lugares que recomiendo apuntes en tu mapa: Punta Hidalgo y Masca si eres amante del senderismo y de la mezcla montaña/mar. El Auditorio si te gusta la arquitectura. El Museo de Bellas Artes si te interesa el arte y la cultura.

Y si lo que quieres es playa, sol, mar, ve a las Teresitas o la Playa los Cristianos, aunque Tenerife no es especialmente conocida por sus playas.

Y hablando de cultura, no puedes irte de Tenerife sin ir a uno de sus «guachinches». Locales tipo picadas con consumo barato. Prepárate para «lo que venga» si pides un vino o cualquier cosa con alcohol, lo único que te puedo asegurar es la jaqueca del día siguiente.

Y desde Tenerife, volé a Fuerteventura, donde apenas aterricé, arrendé un auto en el aeropuerto con la compañía mencionada en un principio.

Fuerteventura

La isla playera por excelencia. Si son de tu gusto las playas kilométricas, vacías, ventosas e ideales para deportes como el kite surf, y con dunas y carreteras que atraviesan esos paisajes, entonces no puedes irte de las Canarias sin visitar unos días la segunda isla más grande del archipiélago (después de Tenerife)

Consejo: divide tu estadía en parte norte y sur, porque yo me alojé al medio de la isla pensando que así la cubriría completa, pero no subestimes las distancias… a menos que quieras pasarte más tiempo manejando que en las playas.

Imperdibles: Dunas de Corralejo y el Cotillo en el norte; Morro Jable y Playa de Cofete al sur, y la turquesa costa este de Jandía.

Y me voy a detener en ésta última porque allí sí que el nivel de playas es de infarto.

Mis favoritas: Playa Sotavento (el paraíso de los kite surfers) y playa Mal nombre (cuando vi el nombre de la playa en el desvío de la carretera, mi curiosidad no pudo más y no me equivoqué!

Sotavento es popular entre los practicantes de Kite surf, y también por el istmo de arena que se forma abrazado por sus turquesas aguas.

Playa Mal nombre…Nada mal no?

Y si después de Fuerteventura, tu próxima isla es Lanzarote, te recomiendo que la recorras de sur a norte, ya que desde el norte tomarás el ferry para cruzar a la isla de paisajes lunares.

Lanzarote (+ La Graciosa por un día)

Lanzarote es la isla de los volcanes. Esa que cuando llegas piensas que aterrizaste en la luna o que el destino te dejó botada en algún lugar del altiplano.

Aquí da igual en qué parte de la isla duermas, pero haz reservas antes de llegar! Yo perdí mi primer día buscando alojamiento. Y eso que días antes anoté varias opciones pero el Google maps me llevó a cualquier lado. Ahí figuraba yo, en el sur de la isla buscando esas supuestas casas de veraneo que arriendan piezas por precios razonables, en la dirección exacta que indicaba booking pero ahí no había alojamiento alguno. Una noche de hotel superaba los 80 euros y esa primera noche tuve que dormir en el auto y no fue para nada agradable. Eso sí, los precios de los hoteles canarios casi siempre incluyen media pensión (Desayuno y cena) pero aún así, se alejaba de mi presupuesto. Los siguientes días dormí en el extremo norte, donde se encuentra el pequeño puertecito de ferries que cruzan a La Graciosa.

Mis favoritos de Lanzarote fueron: Parque nacional Timanfaya y el Charco de los clicos en el oeste (foto de portada de esta guía) la playa de Papagayo en el Parque Natural de Los Ajaches, al sur, y al norte, no te puedes perder Famara y el Mirador del río con vistas increíbles de La Graciosa (última isla en formar parte del archipiélago canario)

También hay muchos pueblitos lindos como Teguise y zonas turísticas con hoteles y restaurantes, pero yo fui más en busca de paisajes solitarios.

El Parque Natural Los Ajaches se encuentra en el extremo sur de Lanzarote y posee las mejores playas de la isla.

Como mi ingreso fue por el sur, recorrí la isla de sur a norte, y me alojé en el norte, en la habitación de una casa pegadita al puertecito que conecta con la isla La Graciosa, que visité por el día y fue el peor día de todo el viaje…

…En unas líneas sabrán por qué…

 

La Graciosa

Hay días en los que uno se despierta como iluminada, pero ese martes que visité La Graciosa, no fue uno de esos días.

Primer error: subestimar el clima. Amaneció nublado y el sol apareció 5 minutos como a las 4 de la tarde. Yo, la positiva (y ridícula) muy de vestidito bonito y con bolsito de cosas de playa: pareo, protector solar…

Segundo Error: Arrendar bici y confiar en mi paupérrima alma deportista.

Resulta que yo de vestidito pedaleando. Rompí el vestido porque me lo agarró esa típica parte por donde pasa la cadena. Esa maldita parte grasosa que ha asesinado a tantos pantalones.

Para llegar a la Playa Las Conchas dejé mi alma, pedalié contra viento, comí arena, le eché la culpa a Dios.

Pero llegué. Y a la vuelta, me fui por otro camino…de arenaaaa!!!

Han pedaleado en arena? es casi imposible!!

Tercer Error: No llevar suficiente agua!!

Que te queden unos sorbitos y varios kilómetros de pedaleo…Ay Dios mío, pone un kiosko en mi camino!

Nada.

Ese punto del mapa es como pedalear en la luna. No hay sombra, ni fuente de agua dulce. Vaya preparado/a!

Sólo hay almacenes y restaurantes cuando llegas a la isla. Compra víveres o come algo apenas llegues. No te olvides del agua extra. Sobre todo si tu plan es pasar la tarde en la playa.

Yo aconsejo hacer al menos una noche en La Graciosa. La isla es linda pero se disfruta más haciendo un tramo un día que intentar abarcar toda la isla en una tarde. Con mal Clima. Y con bici.

También hay servicios de jeeps para recorrer la isla, pero vas a tener que aflojar el bolsillo.

No me diga que no le avisé!

La Graciosa vista desde el Mirador del Río, al norte de Lanzarote. Imaginen mi alma sedienta arrastrando la bici por esa vaina árida.

Cuando al fin llegué al pueblo a devolver la bicicleta, mi recompensa fueron unas buenas papas con mojo canario.

Y con esta imagen de la isla de Lanzarote, concluyo esta guía que abarca unos 10 días de viaje por carretera, conectando Tenerife con Fuerteventura en avión y Fuerteventura – Lanzarote – La Graciosa en ferry. Y por cada isla, un mini road trip en auto arrendado.

Quedan pendientes las islas desconocidas (El Hierro y La Gomera) Unos trekkings por Gran Canaria y su Roque Ñublo, así como por el mítico Teide, nada menos que el techo de España.

Las Islas Canarias me sorprendieron muchísimo y me dejaron ganas de más…y con mi mejor amiga viviendo en Tenerife, seguro volveré.

Quizás también te interese leer esto:

No hay comentarios aún

Comentar