Europa Viajes en solitario

Welcome to Mykonos!!

Si hay algo que me gusta al viajar, es olvidarme de la rutina. Da igual si es Lunes, Sábado o Feriado…lo único que tienes claro es que mañana es el día que conocerás Mykonos, esa islita griega que has visto en películas y fotos y que algún día se sumó a tu lista de lugares que sueñas conocer.
Llegamos ahí con mi mamá y hermana en crucero, un lujo que como mochilera no hubiese podido costear.

La playa de Chora (el centro) cuando digo playas de inigualable belleza no me refiero a ésta, para encontrar las realmente lindas hay que alejarse un poquito.

También se llega en ferry de las islas vecinas y su puerto está a un par de km. de distancia de Chora (mykonos downtown) Es perfectamente caminable y que de haberlo sabido, nos hubiésemos ahorrado el bus, que era para los pasajeros del crucero y que consideramos un robo, ya que anduvimos unos 5 minutos (eso debería ser un shuttle bus o bus gratuito de la compañía y 10 dolares por cabeza que por esa distancia absurda, nos pareció una falta de respeto)
Pero bueno, cualquier rabia se disipa una vez que pisas este lugar.

Los venecianos dominaron Mykonos entre 1545 y 1700 y podemos apreciar reminiscencias de esa época.

A diferencia de Santorini, Mykonos está sobre el nivel del mar y es más ajetreada en cuanto a vida nocturna. Es el paraíso de los gays y cuenta con playas nudistas de inigualable belleza. También son conocidos sus pelícanos que se pasean libremente por el centro, y su emblema que la convierte en postal son sus famosos molinos de viento, que actualmente son 5, pero según su historia, antes eran 16 y se usaban para moler trigo. Hoy están inoperantes, sin embargo, siguen siendo un símbolo de su rico pasado. Aquí dejo algunas fotos:

Sus famosos molinos de viento, sin duda, la imagen más fotografiada de la isla.
Casa/tienda, muy común.

Quizás también te interese leer esto:

No hay comentarios aún

Comentar