[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Si hay algo que me gusta al viajar, es olvidarme de la rutina. Da igual si es Lunes, Sábado o Feriado…lo único que tienes claro es que mañana es el día que conocerás Mykonos, esa islita griega que has visto en películas y fotos y que algún día se sumó a tu lista de lugares que sueñas conocer.
Llegamos ahí con mi mamá y hermana en crucero, un lujo que como mochilera no hubiese podido costear.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”1687″ img_size=”full” add_caption=”yes” alignment=”center” onclick=”link_image”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

También se llega en ferry de las islas vecinas y su puerto está a un par de km. de distancia de Chora (mykonos downtown) Es perfectamente caminable y que de haberlo sabido, nos hubiésemos ahorrado el bus, que era para los pasajeros del crucero y que consideramos un robo, ya que anduvimos unos 5 minutos (eso debería ser un shuttle bus o bus gratuito de la compañía y 10 dolares por cabeza que por esa distancia absurda, nos pareció una falta de respeto)
Pero bueno, cualquier rabia se disipa una vez que pisas este lugar.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”1681″ img_size=”full” add_caption=”yes” alignment=”center” onclick=”link_image”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

A diferencia de Santorini, Mykonos está sobre el nivel del mar y es más ajetreada en cuanto a vida nocturna. Es el paraíso de los gays y cuenta con playas nudistas de inigualable belleza. También son conocidos sus pelícanos que se pasean libremente por el centro, y su emblema que la convierte en postal son sus famosos molinos de viento, que actualmente son 5, pero según su historia, antes eran 16 y se usaban para moler trigo. Hoy están inoperantes, sin embargo, siguen siendo un símbolo de su rico pasado. Aquí dejo algunas fotos:

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”1685″ img_size=”full” alignment=”center” onclick=”link_image”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”1683″ img_size=”full” alignment=”center” onclick=”link_image”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”1684″ img_size=”full” alignment=”center” onclick=”link_image”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”1682″ img_size=”full” add_caption=”yes” alignment=”center” onclick=”link_image”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”1680″ img_size=”full” alignment=”center” onclick=”link_image”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”1686″ img_size=”full” add_caption=”yes” alignment=”center” onclick=”link_image”][/vc_column][/vc_row]